En 1 minuto ¿Cómo purgar los radiadores?

Pasos para purgar los radiadores de tu casa

Hoy os traigo un pequeño pero muy útil consejo con el que conseguirás ahorrar en la factura de la calefacción. Y puede que en la factura de algún instalador o mantenimiento de calderas y Radiadores.

 

¿Qué significa esto de purgar los Radiadores?

Según la descripción del diccionario, purgar es “quitar de una cosa lo malo, peligroso o dañino.” . Y os preguntaréis, qué es lo malo, dañino o peligroso de un radiador?  Pues el aire acumulado en su interior.

Este aire no deja que el agua circule libremente por todos los elementos del radiador y por esta razón es malo, porque no deja calentar completamente el radiador. Y además, es dañino para nuestros bolsillos ya que esto obliga a tener un consumo de calefacción más elevado.

 

Pasos para purgar los radiadores

Pero antes de empezar responderé a las preguntes más habituales, de cómo purgar los Radiadores de tu casa:

 Cómo purgar radiadores

1- ¿Cómo sé que radiadores deben ser purgados? 

Puedes comprobar rápidamente que radiadores les hace falta ser purgados, aunque ClimAhorro te recomienda que los revises todos y los purgues todos. Para ello, con la calefacción encendida, pasa la mano por la parte superior del radiador, si no esta caliente o está más frío que la parte inferior del radiador, necesita ser purgado.

 

2 - ¿Qué herramientas necesito?

Necesitarás tres herramientas.

1- Un destornillador plano.

2- Un recipiente  o paño (un vaso, una botella de agua de plástico, un cuenco...)

3- Las dos manos. 

herramientas para purgar radiadores

3- ¿Cuánto tiempo se tarda en purgar los Radiadores?

Esta es una pregunta que nos realizan bastante a menudo en ClimAhorro; Para purgar los Radiadores no tardaremos más de 30 segundos  por radiador. 

 

4- ¿Cuánto cuesta purgar los Radiadores?

Sólo cuesta un par de minutos. Porque te lo puedes hacer tu mismo sin mancharte las manos, ni gastarte ni un duro (céntimo de euro).

5- ¿Cada cuando tengo que purgar los Radiadores?

Lo más habitual es hacerlo una vez al año, aunque como decía la canción: “Depende, de que depende...” de tu instalación, de la antiguedad de la caldera ... por lo que, lo que debes hacer es ir pasando la mano por encima de los Radiadores de vez en cuando, escuchar si hacen ruidos, y si lo notas frío o parece que tengas goteras en casa, es que toca purgarlos.

 

Pasos a seguir para purgar los Radiadores: Purgando un radiador

Desconecta la calefacción, o apaga el termostato al menos una hora antes. De esta forma conseguiremos que el aire acumulado dentro de los radiadores  suba y se acumule en la parte superior de los radiadores.

1- Preparar los materiales.

2- Buscar el tornillo superior del radiador y el pitorro de salida de aire, el purgador.

3- Colocar el recipiente debajo de la salida del purgador y tápate la nariz.

4- Desenroscar el tornillo y dejar salir el aire. Veremos que cuando acabe de salir el aire también nos saldran unas gotitas de agua o un chorro.  

5- Si el agua que sale es oscura, déjala salir hasta que vuelva a ser transparente.  Una vez el agua sea transparente y salga a chorro, ya puedes girar de nuevo el tornillo y cerrar la salida de agua.

6- Limpia con un paño o un trozo de papel de cocina la gotita que haya podido quedar en el purgador.

 

Con estos sencillos passos, conseguiremos ahorrar en el gasto de nuestra calefacción. Ten en cuenta que para mejorar el rendimiento de tu calefacción, un buen sellado en ventanas ayudará mucho a que no se nos escape la calefacción por las ventanes. En el próximo articulo hablaremos de ello.

 


Por Begoña Martínez

Si te ha gustado este artículo, compártelo en las redes sociales, un clic significa mucho para nosotros.


 

Nuestros clientes nos recomiendan

Ver todas las opiniones >>

 
¿Necesitas ayuda?