¿Qué es la microacumulación en una caldera de gas?

¿Qué es la microacumulación en una caldera de gas?


Si le has echado un ojo a las calderas de gas condensación seguramente te hayas fijado que muchas cuentan con microacumulación. ¿Sabes qué significa? Pista: Tiene mucho que ver con el confort del agua caliente, ¡sigue leyendo!

Índice de contenidos


· La tecnología de microacumulación o Warm Start

· ¿Qué diferencia hay en una caldera con microacumulación?

· Ventajas de las calderas con microacumulación

· Conclusiones


 Funcionamiento de una caldera con microacumulacion

La tecnología de microacumulación o Warm Start 

Normalmente, cuando abrimos el grifo de agua caliente debemos esperar un poco a que salga el agua caliente, ¿verdad? Esta espera puede llevar desde uno a varios minutos, un tiempo durante el cual perdemos el agua que va corriendo. Muchas personas colocan un cubo bajo el grifo y la aprovechan para fregar o regar las plantas. Sin embargo, sería mucho más eficiente que el agua caliente saliera de manera casi instantánea, ¿no crees?

Pues en eso consiste la tecnología de microacumulación o Warm Start. Se trata de un pequeño depósito que mantiene el agua caliente siempre lista para ser usada. De esa manera, el agua caliente sale a pocos segundos de abrir el grifo.

 

¿Qué diferencia hay entre una caldera con microacumulación y otra sin?

La principal diferencia entre una caldera con microacumulación y otra caldera sin es que la primera contará con un pequeño depósito con agua a 35ºC aproximadamente, para ofrecer agua caliente de manera instantánea al abrir el grifo. Una caldera que no disponga de microacumulación empezará a calentar el agua en el momento que se demande agua caliente, y por lo tanto, tardará unos minutos en que el agua salga a la temperatura deseada.

Diferencia temperatura

 

¿Qué ventajas tiene una caldera con microacumulación?

Además de la gran comodidad y confort que supone disponer de agua caliente sin esperas, la microacumulación hace que ahorremos en el consumo de agua. Además, se consigue una gran estabilidad de la temperatura del agua, evitando cambios bruscos de temperatura al arrancar la caldera.

 

Conclusiones

Si debes elegir una caldera de gas condensación, es importante analizar las prestaciones que ofrece. Uno de los factores decisivos es la tecnología de microacumulación. Esta prestación proporciona un alto confort al disponer de agua caliente casi instantánea, permite ahorrar agua y evita cambios bruscos.

Ahora que sabes qué es la microacumulación, fíjate que en las fichas de producto indique esta prestación, ya que a la larga lo agradecerás.

 

Nuestros clientes nos recomiendan

Ver todas las opiniones >>

 
¿Necesitas ayuda?