¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para tu casa?

¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para tu casa?

Como diría Lord Stark, se acerca el invierno (Winter is comming) y debemos estar preparados para ello. ¿No querrás que te pase como al de la foto, no? En ClimAhorro te damos toda la información que necesitas para ayudarte a elegir el mejor sistema de calefacción según tus necesidades.

¿Cuál es el mejor sistema de calefacción?

Ante la pregunta, cuál es el mejor sistema de calefacción, no hay una única respuesta correcta, pues dependerá de muchos factores, como por ejemplo las características de nuestra casa, nuestras necesidades de calefacción e inversión que estemos dispuestos a asumir.

Estos son los factores que debemos tener en cuenta a la hora de elegir el sistema de calefacción más adecuado en nuestro hogar:

▪ El tamaño de la casa. No es lo mismo climatizar un piso pequeño que una gran vivienda.

▪ La orientación de la vivienda. La temperatura de la casa dependerá según si está orientada al norte, sur, este u oeste.

▪ Aislamientos. Un buen aislamiento de la vivienda se traducirá en un mejor ahorro energético, pudiendo influenciar nuestra decisión.

▪ El uso que vayamos a hacer de la vivienda. Si necesitas calentar todas las habitaciones o sólo una parte de la casa, si estamos todo el día o sólo determinadas horas o si es una primera o segunda vivienda (solo estamos en verano/invierno…).

▪ La climatología de la zona. No es lo mismo vivir en la costa, con temperaturas suaves que en el interior o en la montaña, donde suele hacer más frío.

▪ El precio de la energía. Según utilicemos electricidad, gas natural u otros combustibles, dejemos fijarnos en su precio actual y en el futuro.

▪ La dificultad de la instalación. Si su instalación necesita obra o no y lo dispuestos que estemos nosotros en realizarla.

▪ El mantenimiento. Si el sistema necesita mucho mantenimiento (revisiones, coste de reparación limpieza, etc.) o casi no requiere mantenimiento.

▪ Respeto al medio ambiente y ayudas públicas. Es otro aspecto a tener en cuenta, ya que podríamos recibir ayudas por utilizar energías renovables, como la biomasa.

Como ves, no son pocos los factores que pueden influir en nuestra decisión, pues depende de la importancia que nosotros le demos, nos puede convenir un sistema u otro. Puede que tú utilices de forma diferente la energía de tu casa y te convenga un sistema diferente al de tu vecino.

Además, debemos tener en cuenta que no siempre el sistema más usado es el más eficiente. Muchas veces, por no querer gastar en instalación, se escoge método más cómodo, cuando en realidad, a la larga, saldría más a cuenta otro sistema de calefacción. Por lo tanto, no debemos fijarnos tanto en la inversión inicial como en el ahorro energético que obtendremos a largo plazo.

Repasemos ahora los diferentes sistemas de calefacción:

Sistema de aire acondicionado

El sistema de aire acondicionado puede generar tanto frío como calor y es ideal para zonas de costa o interiores con temperaturas suaves. Este sistema expulsa aire caliente a la temperatura que deseemos y es bastante eficiente, especialmente con los nuevos sistemas Inverter. El inconveniente que tiene es que el aire expulsado suele ser bastante seco, por lo que no es recomendable para personas con problemas respiratorios o de mucosa.

El sistema de aire acondicionado es ideal si sólo queremos climatizar puntos concretos de la casa y no toda la vivienda, ya que en ese caso tendríamos que poner diferentes aparatos interiores en las principales habitaciones o bien optar por un sistema de conductos. En este último caso, el sistema por conductos requiere realizar obra. Sin embargo, si la vivienda no es demasiado grande y dispone de espacios abiertos que permiten que aire circule con facilidad, podría bastar con un solo aparato (Split) de aire acondicionado.

 (✔️) Ventajas:

▪ Alta eficiencia energética, especialmente en sistemas Inverter 

▪ Recomendado en zonas de la costa o interior donde la temperatura sea suave.

▪ Los Splits y compactos no requiere de una gran instalación.

▪ Sirve para generar frío y calor, con lo que te ahorras tener que comprar un sistema para el verano y otro distinto para el invierno.

▪ En el caso del multisplit, puedes controlar la temperatura por diferentes zonas.

▪ Bajo mantenimiento, únicamente debemos mantener los filtros del aire limpios.

(x) Inconvenientes:

▪ El aire que genera es bastante seco, no recomendable para personas con problemas respiratorios y de mucosa.

▪ Dificultad para propagar el calor por toda la casa. Solución: Aire acondicionado por conductos (aunque requiere hacer obra).

▪ No es eficiente en climas muy fríos, ya que pueden formarse capas de hielo y parar el sistema.

> Son ideales para...

Viviendas no demasiado grandes, situadas en zonas de costa o interior con temperaturas suaves, idealmente para viviendas con espacios abiertos.

Caldera de gas + Radiadores

Las calderas de gas utilizan el gas natural (o gas ciudad) como combustible para calentar agua, que puede utilizarse para la calefacción de la casa y/o para calentar agua sanitaria ACS. El sistema de calefacción por gas se basa en un circuito de agua que pasa por toda la casa y calienta de forma homogénea toda la vivienda a través de radiadores. Existen tres tipos de calderas de gas: Las calderas de gas estantas, las Bajo Nox y las calderas de gas condensación.

La principal ventaja de las calderas de gas es que pueden calentar sin problema grandes viviendas de manera homogénea aun situándose en zonas con climas muy fríos. El sistema de caldera de gas con radiadores es el sistema más utilizado en España.

 (✔️) Ventajas:

▪ Calienta toda la casa por igual.

▪ No reseca el ambiente (como sí lo hace el aire acondicionado).

▪ Se puede usar en hogares grandes y compartimentados.

▪ Recomendable en climas muy fríos, ya que mantiene bien el calor.

(x) Inconvenientes:

▪ Requieren revisiones periódicas por la empresa instaladora, así como una limpieza anual.

▪ Si vives alejado de las grandes ciudades puede que el suministro de gas natural no llegue a tu zona. Puedes mirar si tu casa dispone de suministro de gas natural aquí

> Son ideales para...

Todo tipo de viviendas (tanto grandes como pequeñas) con suministro de gas natural, siempre y cuando nos interese calentar toda la casa por igual. Son recomendables para todo tipo de zonas pero especialmente rentables en zonas con climas fríos.

Calderas de gasoil

Supone un sistema alternativo a las calderas de gas. Las calderas de gasoil funcionan con gasóleo y se pueden usar tanto para la calefacción del hogar como para el agua caliente sanitaria ACS.

Su principal ventaja es el gran rendimiento que tienen y los bajos costes de instalación, en comparación con las calderas de gas. Algunas de sus desventajas, en cambio, son el precio del combustible, que es más elevado, y el no tener un suministro como el de gas o electricidad: Hay que comprar el gasoil, transportarlo y almacenarlo en casa.

 (✔️) Ventajas:

▪ No depende del suministro de gas natural, por lo que se puede instalar en cualquier hogar.

▪ Tienen un gran rendimiento: calientan con gran velocidad el agua caliente y la zona a climatizar.

▪ Menos costes de instalación y mantenimiento que las calderas de gas natural.

▪ Este tipo de calderas son más duraderas ya que la quema del gasoil beneficia el mantenimiento de la caldera.

▪ Las calderas de condensación son muy eficientes y tienen un rendimiento de hasta el 98%.

(x) Inconvenientes:

▪ El precio del gasoil es más elevado.

▪ El gasoil debe ser comprado, transportado y almacenado en casa.

▪ No son tan eficientes como las calderas de gas en el uso de la energía ni en la emisión de gases.

> Son ideales para...

Viviendas sin suministro de gas natural y que no quieran invertir en instalación.

Calderas eléctricas + radiadores o suelo radiante

Las calderas eléctricas calientan el agua mediante electricidad, por lo que evitamos cualquier problema de fugas de gas o intoxicaciones por monóxido de carbono. Además, no dependemos de que el suministro llegue a nuestra zona y nos ahorraremos el coste de instalación del gas natural.

Al igual que las calderas de gas o de gasoil, las calderas eléctricas sirven tanto para la calefacción como para calentar el agua sanitaria de nuestro hogar (ACS).

 (✔️) Ventajas:

▪ Se puede instalar en cualquier hogar (no depende del suministro de gas natural)

▪ Son más seguras, ya que evitamos fugas de gas.

▪ No exige instalaciones complicadas ni espacios dedicados a la caldera.

▪ Tiene muy poco mantenimiento.

(x) Inconvenientes:

▪ Consume más que las calderas de gas, por lo que el coste de la energía es mayor.

> Son ideales para...

Viviendas sin suministro de gas natural que utilicen muy poco la calefacción (ya que un uso frecuente puede resultar más caro a la larga).

Estufas de biomasa (leña y pellets)

Las estufas de biomasa son otra de las alternativas cuando no disponemos de suministro de gas natural en casa. Este tipo de estufas, además, tienen un gran poder calorífico y no generan apenas residuos. Por otro lado, necesitamos comprar continuamente la leña o los pellets y necesitamos disponer de un cierto espacio para almacenarlos.

La biomasa es un combustible renovable procedente de residuos orgánicos y biológicos como el serrín, los huesos de aceituna, cáscaras de frutos secos o restos forestales.

 (✔️) Ventajas:

▪ Son más ecológicas que los combustibles fósiles como el gas o el gasoil y emiten muy poca cantidad de humos.

▪ Algunas instituciones de las comunidades autónomas ofrecen ayudas para adquirir e instalar este sistema de calefacción.

▪ Tienen un alto grado de eficiencia y rendimiento

(x) Inconvenientes:

▪ Las estufas de pellets requieren de una limpieza semanal para que la ceniza no obstruya los conductos.

▪ La instalación de una estufa de biomasa necesita conectarse a una salida de humos.

▪ La compra de una caldera de pellets suele ser superior a las calderas.

> Son ideales para...

Viviendas no demasiado grandes o que sólo necesitan calentar determinadas zonas de la casa, con un uso frecuente de la calefacción (para amortizar el precio elevado de la estufa). Especialmente para casas situadas en el campo o montaña y personas con una alta conciencia ecológica.

 

Nuestros clientes nos recomiendan

Ver todas las opiniones >>

 
¿Necesitas ayuda?